MUSEO HISTÓRICO

ACERCA DE LA OBRA

Si Dios le llama ¿Quién irá? -preguntó Carlos Berchtold- mientras hablaba de la obra misionera en Sur América en una pequeña iglesia de New Brunswick, Canadá.

Alguien en la congregación levantó su mano. Aquello causó revuelo, pues se trataba de un joven inmigrante danés de nombre Aksel Verner Larsen quien dos meses atrás se había convertido al Señor.

Nadie parecía saber que Dios había sembrado una visión en quien años después recordaría esa noche de invierno él no levantó su mano: “Dios se la levantó”.

Pero esa visión no fue exclusiva de Larsen; Dios trabajó en varios frentes. Sanford William Thompson, William Drost y William Thompson Larsen, Jhonston, Drost y Thompson, tres hombres con una visión por Colombia.

Ellos consideraban que la persona que tenía el llamado debía obedecer y la iglesia simplemente servía de canal para apoyarlos, que fue lo que hizo la del Canadá.

Parte 1

Parte 2

Parte 3

Parte 4

Parte 5

Parte 6

ACERCA DE LA OBRA

Estos cuatro hombres; Larsen, Johnston , Drost y Thompson, quienes tenían la visión misionera por Colombia, consideraban que la persona que tenía el llamado debía obedecerlo y que la iglesia es de canal para apoyarlos y eso fue lo que hizo Canadá.

Y si de alguna manera, estos cuatro misioneros, cada uno a su modo, y cada uno según su capacidad y trasfondo, le dieron un perfil básico a la iglesia, que luego se convertiría en la guía tras la cual crecimos durante estos años, no sólo como una obra misionera sino también como una iglesia misionera.

Esta entrega apasionada por la misión de nuestro Señor sirvió de inspiración para muchos colombianos a través del tiempo, quienes con el mismo sentir de estos cuatro hombres se dejaron seducir por el llamado de Dios a ir a predicar no solamente en su nación, sino más allá de sus fronteras, acompañados del legado de aquellos misioneros que se atrevieron a dar un paso adelante por Colombia: “salvos para servir”, legado que a pesar de los años sigue haciendo eco en nuestras mentes.

Existen tres hechos fundamentales por los cuales la obra se desarrolló en territorio colombiano, y que permitió que tiempo después se abrieran la posibilidades más allá de sus fronteras, en forma espontánea:

1. El sentido de responsabilidad que cae en cada creyente de testificar el evangelio y cumplir con la misión dada por e Señor “id por todo el mundo y predicad el evangelio”.

2. La situación política, social y económica de Colombia, que llevó a muchos colombianos a migrar a otros países. los cuales a su vez, llevaron consigo el testimonio vivo de lo que Dios había hecho en sus vidas, ayudando así a esparcir el evangelio en otros lugares. Y fue así como la iglesia colombiana comenzó a tomar auge en el extranjero.

3. Los Siervos de Dios, quienes recibieron en legado de llevar el nombre de Jesús a todas las naciones: por un lado, los Directivos comprometidos a través de estos años, por otro, las familias misioneras que lo han dejado todo por ver una vida a los pies del maestro y finalmente una iglesia que con sus oraciones y ofrendas han sido los instrumentos para sostener una magna obra.